LAS INFLUENCIAS, MODELOS Y REINTERPRETACIONES EN EL ARTE DE AYER Y HOY

5

Las Tres Gracias” mosaico griego, Bottichelli, Rubens y Picasso.

Entre las maneras en que se conciben las obras de los artistas de ayer y hoy tienen lugar también las influencias, los modelos y las reinterpretaciones que se hace a las obras de otros artistas del pasado.

Es evidente que la originalidad en el arte no es total, si bien existen genios que marcaron nuevos estilos y fueron artífices de iconos artísticos y nuevas maneras de entender el arte, siempre ha existido la referencia, el retomar, reinterpretar o mejorar lo ya hecho.

Los movimientos artísticos o escuelas estilísticas que han marcado estilos definidos en ciertas latitudes a través del tiempo, como el impresionismo francés, el cubismo español o el muralismo mexicano, comparten como características no solo las formas estéticas, sino también una geografía, un pensamiento o filosofía en común y el entorno sociocultural en el que estaban inmersos, por lo que estos históricos estilos tuvieron su momento y su época, trasladarlos como una entera imitación a obras de otra época les hace perder validez y sentido artístico.

En nuestra actualidad inmersa en la globalización y en la cercanía que brindan los innumerables medios de comunicación, sucede que los movimientos artísticos y estilos de hoy se globalizan siendo adaptados y asimilados en gran parte del mundo como ocurre todavía con las influencias del arte pop del siglo XX o el conceptualismo global que caracteriza gran parte del arte contemporáneo.

7

“La Piedad” de Miguel Ángel y “Michael Jackson and bubbles” de Jeff Koons.

2

“La muerte de Marat” de Jacques-Louis David y Richard Jackson.

Sin embargo cuando hablamos de que el arte del pasado es retomado dándole una nueva dimensión sin ser una imitación pero si referencial, esto tiene  una valía artística que es aceptada en el mundo del arte, siendo una acción manejada por grandes maestros de la historia del arte.

Significativas obras de la historia del arte, son producto de antiquísimos modelos anteriores o son versiones de un célebre diseño iconográfico que ha sido tomado por artistas en diversas épocas de la historia, adaptándose al estilo del momento.

Primitivas obras que sirvieron de modelos en el arte occidental las encontramos en el antiguo arte griego y romano, como  por ejemplo “Las Tres Gracias” de la mitología griega, donde se sabe que las primeras versiones fueron tomadas de milenarios frescos y mosaicos, para posteriormente reproducirlas con la misma iconografía por artistas de todos los tiempos como Rubens, Bottichelli, Rafael, Hans Baldungh, o Picasso entre muchos otros. Lo mismo sucede con los grabados flamencos y demás dibujos medievales que sirvieron de boceto para pinturas del Renacimiento y el Barroco. O que decir de las innumerables reproducciones que se hicieron en el arte novohispano producto de la Colonización Española, a los modelos artísticos e iconografías religiosas establecidas, aunque naturalmente se dieron las expresiones propias de la latitud como es el caso de algunas obras de Cristóbal de Villalpando y Miguel Cabrera.

1

“San Juan Bautista” de Leonardo Da Vinci y Jeff Koons. 

3

“Inocencio X” de Velázquez y Francis Bacon.

Otro caso en cuestión son las influencias donde los artistas retoman algunos aspectos estilísticos de otros, asimilándolos, mejorándolos o llevándolos a un lenguaje distinto o estilo propio, como ocurrió con Picasso creador de nuevos lenguajes en el arte que fueron retomados por artistas de su época, ó el caso de Andy Warhol creador del arte pop con notable influencia hasta nuestros días.

En el caso de las reinterpretaciones vemos la readaptación de una obra del pasado en una nueva obra que da referencia en un nuevo estilo o lenguaje artístico. Entre los ejemplos encontramos la obra de Jeff Koons con su escultura “John the Baptist” la cual es una reinterpretación basada en la pintura de San Juan Bautista de Leonardo Da Vinci, o “Michael Jackson and bubbles” que remite a “La Piedad” de Miguel Ángel. En este mismo sentido encontramos la obra escultórica de Richard Jackson “Laundry Room” la cual es una versión moderna de la famosa pintura “La muerte de Marat” de Jacques-Louis David.

También hayamos entre las reinterpretaciones los homenajes o tributos que se hace a la obra de otros artistas respetando las formas, colores o aspectos elementales del diseño, con un estilo propio como es el caso de Francis Bacon con su obra  “Estudio del retrato de Inocencio X” donde hace una reinterpretación a la afamada obra de Velázquez. O las innumerables reinterpretaciones que hace Fernando Botero en su conocido estilo a icónicas obras de artistas como Goya, Rubens, Rafael o Van Eyck.

4

“El Matrimonio Arnolfini” de Van Eyck y Fernando Botero.

Por otra parte encontramos el lado negativo cuando este se manifiesta como plagio artístico, al imitar o copiar la obra de otro artista, presentándose como obra original sin atribuir el merito. Algo que es muy detectable en la actualidad al presentarse infinidad de registros gráficos en medios como el internet en donde con tan solo un clic es fácil conocer a detalle la obra de artistas de cualquier lugar y tiempo.

Un célebre caso no exento de la polémica es el plagio que se atribuye en algunas obras del artista más famoso y cotizado de la actualidad Damien Hirst, a quien el crítico Charles Thomson miembro del movimiento a favor del arte tradicional “stuckism”, le acusa de haber plagiado íntegramente una serie de obras a artistas contemporáneos poco conocidos como John LeKay, Lori Precious, Thomas Downing o Joseph Cornell. Quizás en este sentido Damien Hirst aplicó al pie de la letra aquella frase atribuida a Picasso: “Los grandes artistas copian, los genios roban.”

6

La similitud de la obra de Damien Hirst y otros artistas, caso documentado por el movimiento stuckism.

Es así como podemos encontrar suficientes ejemplos de las influencias, modelos, reinterpretaciones y demás adaptaciones que se hace a la obra de otros artistas. Dar el merito de los modelos o influencias es ético y profesional, retornar para aprender o mejorar resulta un buen ejercicio artístico, brindar un homenaje o tributo a la obra de quien se admira es motivante y ecuánime; sin embargo cuando no hay un sustento y la obra es una burda copia, el tiempo también dará la razón. No hay que caer en la ilusión de que “en el arte ya todo está hecho y visto” ya que la vida misma es una evolución y el talento y la creatividad humana no tiene límites, aunque también cabe la frase: “que tu no lo hayas visto o hecho, no significa que no exista”.

Texto: @eescamillaa

Todas las imágenes de autores diversos presentadas con fin ilustrativo.

Advertisements